Traduce este Blog a: Inglés Francés Alemán Italiano Chino

lunes, 18 de enero de 2010

Asociaciones superficiales

La FEB me da la oportunidad -a través del Rincón del Seleccionador- de abrir un canal de opinión en http://www.feb.es/ donde abordaré diferentes asuntos relacionados con el baloncesto en particular y el deporte en general. Lo primero de todo es enviaros un saludo desde esta ventana de comunicación y solicitaros vuestra participación a través de vuestros comentarios o sugiriendo las materias o cuestiones a abordar. De momento, lanzamos el balón al aire de “El Rincón del Seleccionador” con una reflexión acerca de un asunto que durante los últimos meses han recogido los Medios de Comunicación. Bienvenidos.

Altos ejecutivos de equipos de la NBA me comentaron tiempo atrás su percepción acerca de que los cuidados médicos y de recuperación en el seno de sus franquicias no eran tan perfectos como uno se los imagina en un mundo tan profesionalizado y estructurado como el de la mejor liga del mundo. Esta opinión la pude corroborar personalmente en un par de etapas donde tuve la oportunidad de vivir la experiencia de la NBA desde dentro. Todo ello, una vez analizada la propia vivencia y las conversaciones con los responsables de las franquicias, me empuja a afirmar que el cuidado médico y terapéutico del jugador en los mejores clubes y selecciones del baloncesto europeo no tiene nada que envidiar al universo NBA.

Esta premisa sirve para poner en discusión la tendencia a asociar las lesiones de jugadores europeos que desarrollan su carrera profesional en la NBA con su actividad deportiva durante el verano con las selecciones nacionales. Precisamente es a veces lo contrario -la larga inactividad en ese periodo- la causa de las lesiones que se producen al inicio de temporada.

Tampoco es infrecuente encontrarnos con casos en que el diagnóstico médico de una lesión de un jugador NBA no haya sido todo lo exacto que se espera en una liga a la vanguardia en otros aspectos. Muchos jugadores europeos contratados por franquicias NBA solicitaron una segunda opinión médica en el Viejo Continente e incluso regresaron para tratarse. Estos deportistas que ficharon por equipos NBA conocen la pericia de los servicios médicos de los equipos europeos y no quieren perder contacto con recuperadores y fisioterapeutas que aquí les trataron. Muchos de estos jugadores mantienen su confianza en estos profesionales hasta el extremo de hacerles viajar regularmente a Estados Unidos y poner en sus manos el tratamiento fisioterapéutico tras una lesión.

En definitiva, deberíamos tener el máximo cuidado en asociar apresuradamente las lesiones de jugadores con su actividad veraniega con las selecciones nacionales. Quizá sería más útil dedicar energías y recursos en la personalización y en el trabajo de prevención con los jugadores que diariamente se desarrollan en los clubes, aspecto que algunos de ellos, especialmente en Europa, ya siguen y perfeccionan con extremo cuidado y sobre el que intento enfatizar al máximo con los profesionales de los equipos en los que trabajo.

5 comentarios:

A. Ibarrondo dijo...

Hola Sergio. Te seguiré en el rincón del seleccionador.
Miré el otro día a ver si el calendario de la LIga rusa te permitiría estar en Bilbao, en la Copa. Creo que imposible, ¿no? Un abrazo y te deseo el título del Mundial en Turquía.
Un abrazo.

Ramón dijo...

Hola Sergio,

Estoy de acuerdo que el tiempo de inactividad de los jugadores NBA en el verano les pasa factura. De hecho creo que no sólo en el aspecto físico sino también en su estado de forma. Cada verano los ÑBA las pasan canutas para ponerse en forma y muchas veces ni lo consiguen. Exceptuando Pau Gasol, que suele coger la forma al final del campeonato, sólo hay que recordar los veranos post NBA de Garbajosa, Rodriguez, Navarro y Calderón que han hecho campeonatos bastante malos.

El caso más reciente y flagrante fué el de Marc Gasol ... vaya Europeo horroroso que hizo en Polonia!!!. Un MVP de la ACB y con un año de experiencia en la NBA pegandose "en teoría" contra los mejores pivots del mundo, no puede hacer un campeonato tan malo como el que hizo. Oportunidades para hacerlo bien le distes unas cuantas!!!. Cuando tenía que coger el relevo de su hermano lesionado ... no pudo, no supo. Luego salen las noticias de que se está saliendo en la NBA ... en fin ... me rio, a mí no me la dan con queso ... jugando en la pachanga NBA y en un equipo malo 35 minutos cada noche no creo que sean números espectaculares. El próximo verano si tiene suerte volverá a la selección a dar los minutos de descanso de su hermano y, si no la tiene porque Pau no viene, ahí ya no podrá resguardarse y podremos ver su verdadero nivel.

Un saludo.

Ramón

juanma dijo...

Hola Sergio.

Respecto a tu articulo queria hacerte una pregunta ¿Que te parece jugar 82 partidos en seis meses? Con las distancias que deben recorrer y teniendo que sumar en su caso los playoffs.

Pueden que tengan que mirar ese tema si de verdad les interesa cuidar a sus jugadores. Saludos y gracias por el blog.

natalia dijo...

Hola Sergio!!
En primer lugar, y aunque hayan pasado 5 meses, quiero darte las gracias a ti y a los jugadores por habernos regalado la medalla de oro en el eurobasket a todos los españoles, fue increíble de verdad.
A ver si se repite este año en Turquía, con Pau si es posible (aunque si no viene lo entenderemos) y con Ricky, que está imparable en el Barça.
Mucha suerte y que te vaya muy bien.

pamphil dijo...

Hola profesor, he seguido en detalle su accionar y su trabajo es extraordinario.. lo felicito por su medalla de oro y le deseo suerte en turquia. por aca en venezuela, suramerica se le admira